Brasil busca detener la extranjerización del Amazonas
0 votos

Brasil busca detener la extranjerización del Amazonas

 Paulo Cortes, Flickr

Tras largos años de disputa por la soberanía del Amazonas, el gobierno de Brasil impulsa medidas para conservar el territorio y la biodiversidad de la zona más rica en minerales y especies biológicas.

Los recursos naturales son la riqueza del mundo, y la puja por apoderarse de ellos no cesa. De un lado aparecen los gobiernos que buscan “protegerlos” y por otro la maquina demoledora que intenta explotarlos y hacerlos sumamente productivos sin importar la pérdida de biodiversidad. Para intentar frenar este avance, el presidente de Brasil, Luiz Inacio Lula da Silva, lanzó un programa que impulsa el desarrollo sostenible de la región amazónica: dos reservas explotables y un parque nacional, protegiendo de esa manera alrededor de 2,6 millones de hectáreas. Se trata de las reservas de extracción del Medio Xingu (303.800 hectáreas) e Ituxi (776.900 hectáreas), en los estados de Pará y Amazonas, y del Parque Nacional Manpiguari (1,6 millones de hectáreas), en el estado de Amazonas.

A diferencia de los parques naturales y de las reservas ambientales, en las llamadas reservas de extracción, el Estado otorga, a las familias que habitan esas áreas, el derecho a explotar artesanalmente y de forma sustentable las frutas y los recursos de la selva.

La creación de estas tres áreas protegidas se enmarca en el Plan Amazonia Sustentable (PAS), a partir del cual el gobierno brasileño busca sumar casi 3 millones de hectáreas de selva a la zona de protección oficial. Dicho plan pretende combatir el desmantelamiento ilegal, garantizar la conservación de la biodiversidad y de los recursos hídricos, y mitigar el cambio climático.

La selva amazónica es la más grande de la Tierra y cubre aproximadamente siete millones de kilómetros cuadrados (40 por ciento del territorio sudamericano). La cuenca amazónica contiene más del 20 por ciento del agua dulce del planeta y el 63 por ciento de este territorio pertenece a Brasil.

 ”Es Brasil el que cuida de la Amazonia y no aceptaremos ninguna discusión que deje de reconocer y respetar nuestra afirmación inequívoca e incondicional de nuestra soberanía nacional sobre la Amazonia”, afirmó el ministro de asuntos estratégicos, Roberto Mangabeira Unger, quien además coordina el PAS.

Este afán por proteger la soberanía nacional sobre el Amazonas se debe a que del los 5,5 millones de hectáreas que extranjeros poseen en Brasil, más de la mitad -3,1 millones- se sitúan en la región amazónica. Por esta razón el gobierno brasileño estudia la implantación de medidas jurídicas para frenar el avance extranjero sobre este territorio rico en biodiversidad.

En ese marco, la Policía Federal y los servicios de inteligencia de Brasil, investigan al empresario sueco Johan Eliasch, consultor del primer ministro británico, Gordon Brown, quien estaría alentando a empresas europeas a comprar lotes en la Amazonía.

“Entre 2006 y 2007, Eliasch realizó reuniones con empresarios y propuso que comprasen tierras en la Amazonía, llegando a afirmar que serían necesarios solo 50.000 millones de dólares para adquirir toda la selva”, indicó O Globo, de acuerdo a un documento obtenido en la Agencia Brasileña de Inteligencia (Abin).

La empresa maderera Gethal Amazonas de Eliasch fue multada y debe pagar 280 millones de dólares por posibles actividades de tala ilegal, de acuerdo a lo dicho por el portavoz de Ibama -la agencia brasileña de medio ambiente- Marcelo Dutra.

La presencia de extranjeros en Brasil se debe al creciente interés que tienen los inversores en adquirir tierras para la producción de alimentos y agrocombustibles, de acuerdo a lo afirmado por el presidente del Instituto Nacional de Colonización y Reforma Agraria (Incra), Rolf Hackbart. Además, tras haber logrado pagar su deuda externa, la estabilidad económica alcanzada por Brasil, hizo que el país sea seguro para la inversión extranjera.

El Plan Amazonia Sustentable propone otorgar créditos a los gobiernos regionales para la construcción de escuelas y proyectos de inclusión social, para beneficiar a más de 24 millones de personas que habitan la amazonia brasileña. Estos proyectos serán negociados con los 9 estados que conforman la región.

 Fuente: APM

Deja tu comentario

XHTML: Puedes usar estas etiquetas: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>